Un final inesperado

Estaba desayunando cuando sonó el clic de mi celular.

̶  ¡Hola! ¿Qué me cuentas?

̶ Quería invitarte a comer en un restaurante que está en la sierra de Collserola, me dijo Jaime.

̶ De acuerdo

Era una excelente elección, un lugar magnífico. La Collserola es un parque periurbano de Barcelona, lo que nos permitía salir sin desacatar la normativa Covid.

Jaime apareció en la puerta de mi casa puntual, como de costumbre, para recogerme. Seguía manteniendo ese aspecto descuidado que le caracterizaba desde que se separó de su mujer.

Mantenía una corta melena canosa, grasienta y con greñas. El jersey decimonónico con mil lavadas a sus espaldas había perdido a trozos el color original. El pantalón era de un marrón indeterminado donde asomaba un lamparón de grasas cerca del bolsillo delantero. Su imagen revelaba un mendigo más que a un intelectual. Pero lo que más me molestaba de su aspecto eran sus uñas largas y sucias.

Jaime era un hombre interesante, un poco peculiar en su forma de pensar, algo esotérico. Sin embargo, a pesar de nuestras diferencias, manteníamos unas conversaciones amenas y sintonizábamos bien.

Después de comer, decidimos dar un paseo por la montaña. Encontramos un claro y Jaime se quitó los zapatos y los calcetines.

¡Santo Dios! Tiene las uñas mas largas que Felipe V que se las dejaba crecer pensando que así se curaban sus males.

Jaime se alejó unos metros, decía que el contacto directo de la tierra permitía a las ondas terrícolas traspasar sin obstáculos su piel y le equilibraban su espíritu.

¡Sandeces pensaba yo!, como Jaime siga así va terminar como el Borbón que recibía a los embajadores descalzo y solo con la parte de arriba del pijama.

En esas diatribas mentales estaba pensando. Cuando oí un alarido.

̶ ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

¿Qué te ha pasado?

El talón de Jaime estaba, repleto de sangre que salía a borbotones, una herida incisiva atravesaba la fascia y el músculo hasta llegar al hueso. Lo llevé al hospital.

Quince días después moría por una grave septicemia.

Sección: Relatos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.