La mejor decisión de mi vida

Un día al atardecer, mientras leía mis notas de WhatsApp, clavé los ojos en la pantalla y advertí en una que resaltaba por encima de todas las demás repleta de emoticonos con besos y abrazos intercalados entre las frases. Decía:

̶ Hola amor, no podré acudir.

̶ Tengo que irme,

̶ ¿De veras? contesté y repetiendo la palabra en alta voz después de leerla.

 ̶ ¿Por cuánto tiempo?

̶ No lo sé exactamente, me respondió

̶ Entonces, ¿qué? le escribí

Él, no contestó y dejó de estar en línea.

La nota me había dejado furiosa con una sonrisa congelada. Me atraganté, engullí la saliva con dificultad. Se me humedecían los ojos, procuraba que no me saltaran las lágrimas, parpadeando con mucha rapidez.

Comienza una nueva crisis tiene el mismo patrón que la anterior.

Alcé lo brazos, los llevé detrás de la nuca y dejé que se cayera el teléfono. Invoqué el nombre de Dios.

Me engaña continuamente es arisco y mezquino.

¿Sigo enamorada? ¿De algo real o de un fantasma ?

Acabará volviéndome loca ¡Al demonio con todo!

Me levanté de un salto y fui andando hasta llegar a la ventana que estaba con las cortinas descorridas. Soplaba viento, ya anochecía y la calle estaba desierta. Cerré los ojos y grité ¡No puedo más!

Preparé un té y me acomodé en el sofá con las piernas recogidas y cruzadas una sobre otra y le escribí:

̶  No escribas, no vuelvas. Soy yo la que me voy de tu vida definitivamente.

 

Sección: Relatos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.