La gonorrea

La gonorrea es una infección bacteriana de transmisión sexual (ETS), causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Es muy común entre jóvenes entre 15 a 24 años. Se propaga mediante el sexo vaginal, oral y anal. En los últimos diez años se ha visto un incremento de número de casos superior al 30 %, por practicar sexo sin protección.

Para que se produzca un contagio tiene que haber sexo, aún cuando el pene no pentre completamente en la vagina o en el ano, con alguien que está infectado. Las bacterias se encuentran en zonas húmedas y cálidas de modo que se propaga cuando el semen o el líquido preeyaculatorio y las secreciones vaginales entran en contacto con los genitales, la boca o el ano.

Es frecuente que la persona infectada en su inicio, hombre o mujer, no tenga síntomas, se sienta perfectamente bien, hace que desconozca su diagnóstico y, no sea consciente de que está infectando a su pareja.

Una mujer embarazada puede contagiar al recién nacido durante el parto, los fluidos infectados entran en contacto con los ojos y producen en el recién nacido conjuntivitis gonocócica.

No se propaga la infección por dar un beso, tomarse las manos, toser, estornudar, compartir alimentos, bebidas o sentarse en un inodoro.

Las manifestaciones de la gonorrea en las mujeres aparecen al cabo de 2 a 5 días después de producirse la infección, en los hombres suele tardar un mes. Puede causar infección en los genitales, en la garganta y en el recto. Los hombres, presentan síntomas más floridos que la mujer, aparece una secreción de color blanco, amarillo o verde por el pene, con sensación de ardor al orinar y en ocasiones dolor o inflamación de los testículos. Las mujeres, la mayoría no tienen manifestaciones, y si las tienen, por lo general son muy leves, se produce un aumento de secreción vaginal amarillenta, dolor o ardor al orinar y sangrado vaginal entre el ciclo menstrual. Muchas veces son tan suaves que las mujeres las confunden con una infección vaginal o urinaria banal.

Las infecciones bucales, no presentan clínica en su gran mayoría y si acaso cierto picazón o dolor en garganta. Tampoco las infecciones rectales pueden no causar síntomas, tanto en hombres como en mujeres, y si se producen causan, picazón anal, secreciones, dolores, sangrado y dolor al defecar. También te puedes infectar a la membran frontal del ojo la conjuntiva y la córnea si se contaminan con las secreciones.

Tratamiento de la gonorrea es con antibióticos oral ceftriaxona más azitromicina o antibióticos por vía intramuscular o intravenosa en casos de gonorrea generalizada con artritis. Existe un 6 a un 10% de resistencia a la medicación debido a la aparición de nuevas cepas.

Una vez finalizado el tratamiento se debe esperar siete días antes de tener relaciones sexuales. Todas las parejas que hayan mantenido contacto sexual con la persona infectada en los últimos 60 días deben someterse a pruebas para detectar gonorrea u otras enfermedades de transmisión sexual.

La gonorrea puede causar complicaciones graves y permanentes si no se trata.

La utilización de condones de látex reduce el riesgo de contagio (ver elenaruizdomingo.com/ lo-que-hay-que-saber-sobre-el-preservativo).

Cualquier mujer que mantenga relaciones sexuales tiene el riesgo de contraer gonorrea; si tiene una nueva pareja sexual, múltiples parejas o una pareja con una infección de transmisión sexual. Así, como los hombres sexualmente activos, homosexuales o bisexuales, deben hacerse una prueba de detección de la gonorrea anualmente.

Sección: Actualidad, Artículos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.