Descubriendo a Banksy, ¿Vandalismo o Arte?

El arte urbano o callejero ha ido ganando protagonismo desde la década de los años 80 en las grandes ciudades del mundo, a pesar de estar envuelto en una gran polémica. Mientras una parte de la sociedad considera a los grafitis una muestra de vandalismo, otra, por el contrario, los valora como una forma de movimiento pictórico.

Los artistas callejeros son considerados como una enfermedad social porque pintan sin permiso y están en la frontera de la ilegalidad. Prueba de ello es que se esconden en la oscuridad de la noche mientras dibujan, cubriéndose la cara para no ser descubiertos, por miedo a ser detenidos.

Las composiciones las realizan en los espacios públicos decorando fachadas, muros, trenes, vagones de metro, es decir, los artistas buscan cualquier lugar donde plasmar su obra y que pueda ser muy visible. Pintan con rapidez a mano alzada o bien estarcido con aerosoles, técnica que requieren poco tiempo, así la imagen queda finalizada en cuestión de segundos. Y pese a que muchos artistas no firman sus obras, algunos consiguen ser reconocidos cuando sus dibujos aparecen en diferentes lugares de mundo.

Entre los grafiteros más relevantes y reconocidos se esconde bajo el seudónimo de Banksy un provocador artista británico que comenzó pintando ratas que llenaron las calles de Bristol. Un artista rodeado de misterio que nadie sabe quién es, ni se conoce su cara y juega con su anonimato. Los dibujos de Banksy son atrevidos donde destacan los temas antimilitaristas engarzados con los de política y protesta con un contenido satírico. En la actualidad su obra, grafitis, lienzos, madera, metal pulido, serigrafías han traspasado las calles y se han hecho eco en los museos de ciudades importantes que van desde Sídney a Bristol y en las casas de subastas de Nueva York y Londres.

En el museo del Disseny Hub Barcelona, tenemos la oportunidad de disfrutar parte de su obra a partir del 12 de noviembre. Durante la visita al Hub, no nos ayuda identificar quién se esconde tras el nombre de Banksy, pero sí permite a los visitantes descubrir y juzgar el arte urbano y a reflexionar sobre los problemas sociales emergentes.

Mientras admiras la obra de Banksy repleta de ironía y provocación te evoca preguntas: ¿Usar una plantilla es trampa?  ¿Por qué se han borrado muchas de sus obras maestras, como la de la pared de una casa de Dover donde aparecía un obrero quitando una de las estrellas de la bandera de la Unión Europea, simbolizando la salida del Reino Unido? ¿Cómo ha logrado llegar a ser uno de los artistas actuales más reconocidos y preferidos por las generaciones más jóvenes y el mejor pagado del mundo?

Los que no tuvieron la oportunidad de ver grafitis de Banksy en el zoo de Barcelona antes de que fueran borrados, la exposición les puede ayudar a encontrar las respuestas a uno de los artistas más polémico del panorama contemporáneo. Además de comprender estas formas de expresión, los grafitis, un arte efímero que aun siendo ilegal y perseguido ha traspasado las líneas del establishment. Esperemos que no se autodestruyan mientras los contemplamos.

Sección: Actualidad
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.