Carta de una mujer a los hombres

En respuesta a la carta de un hombre a las mujeres

Queridos amigos, amantes o esposos

A nosotras sí que nos importa cuánto pesan y mucho más si sus medidas se exceden en la cintura. No los pesamos, pero los palpamos y nos apetece abrazarlo por la cintura para tocarlos y acariciarlos.

Nos agrada que su boca huela a menta para disfrutar de sus besos, nos gusta que huelan bien. ¿Quién carajo dijo que eran atractivos con olor a oso? Incierto.

Nuestra evaluación es visual y nos fijamos en la armonía. En un pelo limpio, largo o corto. Lo mismo digo para los calvos, mientras rezumen limpieza. Bien afeitados, con barba o bigote cuidado. La nariz griega, nubia, chata, respingona, nos da igual, donde no asomen los pelos. Pero sobre todo no hay una atracción más irresistible para una mujer que la elegancia, porte y educación.

Nos atraen las maneras, la delicadeza y la sensibilidad. La brutalidad y el machismo la guardáis para vuestros amigos. A nosotras “no nos pone”.

Los pantalones se inventaron para llevarlos, dejen los cortos y las chancletas para ir a la playa. Nos gustan las corbatas. ¡No se han pasado de moda! Con un buen traje están adorables y seductores. Entiéndanos cuando se aflojan el nudo de la corbata, nos dan ganas de arrastrarlos con él; no la utilicen, si no saben.

Los hombres de bragueta abierta, nos dan vomitera. Nos gusta que sepan controlar sus instintos, de la misma forma que hemos aprendido nosotras. La sexualidad está en ambos sexos,  y no es prioritaria , ni más intensa en los hombres. ¡Quién dijo eso!

Cambian los cuerpos en hombres y mujeres. Aparecen en ambos, las heridas,  arrugas y canas con la edad. Nos gustan machos y potentes, pero si con la edad han perdido la erección ¡que la pierden!, tenemos la pastilla azul.

Todos los hombres son irresistibles tengan la edad que tengan, siempre que mantengan unas reglas de comportamiento, educación y saber estar en el momento adecuado.

A los que habéis cruzado parte de territorio de esta vida, nosotras esperamos que hayáis aprendido a respetar a las mujeres.

Hombres así son un verdadero bombón. Estos ¡“sí que nos ponen”!

Firma una verdadera mujer de carne y hueso

Sección: Relatos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.

Un comentario en “Carta de una mujer a los hombres

  1. Thays dice:

    Perfecto ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.