Amigos

Aquel día cuando aún no existías, vagaba por los caminos y no era consciente de mi soledad. Amanecía y no veía el sol, anochecía y no veía la luna.

Miraba alrededor creyendo que estaba en este mundo pero estaba en otro.

Caminaba a trompicones con mi corazón destrozado y mi cuerpo debilitado. Los ojos los tenía desde el amanecer hasta el anochecer repletos de lágrimas.

Nada tenía sentido.

Los días transcurrían sin sensaciones, ni luces, ni sombras.

El futuro lo percibía como una línea plana donde podía imaginar un triste y desolado final.

Una mañana no más clara, ni más fría que otras, nos citamos para desayunar.

Sí, aquel día cuando te conocí cambió mi vida.

Sección: Relatos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.