Aguijón

Paula estaba inmersa en sus pensamientos, mirando atentamente a los árboles. Las ráfagas de viento los golpeaban de forma rítmica mientras caían las hojas. Para Paula pasear por el bosque cada jueves le permitía, aunque fuera por poco tiempo, pensar y reflexionar.

Después de una larga caminata se sentaba a descansar, allí se zambullía en sus recuerdos las mil imágenes que tenía grabadas en su mente.

Hablaba en voz alta, a solas, entonaba, gritaba… porque sabía que nadie la oiría y así conseguía disminuir su ira y el gran peso de su tristeza.

Esa mañana, como tantas otras, levantó la mirada hacia el cielo, preguntó: — ¿por qué seguía con ese tirano?—

Cuando conoció a Martín, ya presentaba algún rasgo de egoísmo e insolencia. Los primeros meses de convivencia a pesar de su amor, algunas veces enfurecía y entonces estaba más cerca del mundo animal que el estrictamente humano.

Poco a poco, los motivos de furia se fueron sucediendo, las risas se transformaron en llantos y él se fue adueñando de la situación. Le dañaba y torturaba cuando estaban solos, mientras si había un público delante, dejaba de ser hosco y se volvía repentinamente amable.

Ambos mantenían un combate perpetuo, discutían diariamente por cualquier cosa. Sin embargo, Paula, a pesar de sus esfuerzos por rebatirle, siempre perdía todas las batallas .

Las discusiones cuando se alargaban llegaba un momento en que Paula se sentía mal. Comenzaba a mirar al suelo con movimientos nerviosos y le temblaban las manos. No podía responderle y perdía la consciencia del mundo exterior. Quedaba muda.

Terminaba por acatar su autoridad, le obedecía sin más, aunque fuera en contra de su voluntad. Era entonces cuando le surgía la vieja pregunta reiterativa a la que no había conseguido una respuesta… ¿Por qué no tenía el valor de separase?

Sección: Relatos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.