Tratamientos no farmacológicas para la artrosis

Existen multitud de terapias para la artrosis. Cuál elegir para tratar a nuestros pacientes. Es una pregunta que se han hecho a lo largo del tiempo los médicos. ¿ Qué factores deberíamos tomar en cuenta a la hora de aconsejarlos ? La repuesta para todas las enfermedades estudiadas la encontró Gordon Guyatt de la Escuela de Medicina de la Universidad de McMaster de Canadá y de sus trabajos desarrollados por un grupo de internistas salió el concepto de medina basada en la evidencia MBE.

La MBE es tomar decisiones para los pacientes, sea cuál sea su enfermedad, a partir de recomendaciones que se establecieron para poder determinar que procedimiento médico era el más adecuado partiendo de la utilización de la mejor evidencia clínica disponible para poder tomar decisiones conscientes, objetivas y juiciosas. Del resultado de los estudios surgió el concepto de nivel de evidencia clínica y el grado de recomendación.

Cuando hablamos de evidencia clínica, existen tres grados que se cuantifican de mayor a menor desde I hasta III. El nivel I tiene en cuenta que trata de trabajos con ensayos controlados y aleatorizados. El nivel II estudios de cohortes, preferentemente multicéntricos. El nivel III de opiniones basadas en los expertos y en observaciones clínicas.

El grado de recomendación, el A significa extremadamente recomendable; el B recomendable; el C ni recomendable ni desaconsejable y el D desaconsejable al menos la medida es ineficaz o los perjuicios supera a los beneficios.

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.