Síntomas de la menopausia

Para la sociedad son popularmente conocidas las sofocaciones que padecen algunas mujeres con la edad y el declive hormonal. Piensan que en la menopausia en el momento que se suspenden los ciclos menstruales, estos se sustituyen por sofocaciones,y no es cierto.
La menopausia es la interrupción permanente de la menstruación por el cese definitivo de la actividad ovárica folicular. En la transición menopaúsica los patrones hormonales comienzan a cambiar debido a la mala calidad de los ovocitos (óvulos inmaduros), lo que contribuye a sangrados menstruales irregulares, aunque no ocurren en todas las mujeres, como tampoco sucede que todas las mujeres tengan sofocaciones.
Mientras que en algunas féminas cesan definitivamente los ciclos menstruales de un mes para otro, en otras hay variaciones y le preceden ciclos irregulares con abundantes sangrados espaciados con ciclos de amenorrea (ausencia de menstruación).
Pese a que logramos predecir la menopausia no podemos decir que una mujer está menopaúsica hasta que han pasado 12 meses consecutivos sin reglas, sin que exista ninguna otra causa. De modo que en la actualidad el diagnóstico de menopausia, se realiza de forma retrospectiva.
Alrededor de 8 millones de mujeres en España tienen 50 o más años, edad media de la menopausia. De ellas, se estima que más de 85% sufre deterioro de la calidad de vida.
En algunas mujeres la menopausia, se acompaña en la primera etapa de una serie de síntomas que se conocen como neurovegetativos, sofocaciones, sudores, -los más conocidos-, palpitaciones, labilidad emocional, estado de ánimo depresivo, cefaleas, insomnio, vértigos, hormigueos, entre otros.
Pasado un tiempo, a medio plazo ocurren las alteraciones genito-urinarias, aumento del número de micciones (polaquiuria), deseo imperiosos de orinar (tenesmo vesical), escozor y ardor al orinar (disuria), escapes de orina (incontinencia urinaria), disminución de la libido, perdida de lubricación vaginal que conlleva sequedad por falta de flujo, dificultad en la relación sexual, molestias en el coito que van desde una irritación vaginal poscoital hasta un profundo dolor (dispareunia).
Sin embargo, las repercusiones clínicas para la salud más relevantes ocurren mucho más tarde, la patología osteoarticular, osteoporosis, artrosis y las afecciones cardiovasculares, ya que la disminución de las hormonas por cese de la función ovárica directamente sobre el hueso, las articulaciones y sobre el sistema vascular.
Ciertamente todo este conglomerado de sintomatología tanto la inmediata y la más conocida, como la de medio y largo plazo no acontece en todas las mujeres, ni necesariamente todos los síntomas confluyen en una misma mujer.
Conocer los síntomas de la menopausia nos puede alertar para tomar medidas y consultar con nuestro ginecólogo para prevenirlos o tratarlos, si los padecemos. Porque para todos ellos, existen remedios y fármacos eficaces que consiguen mejorar la salud con buenos estándares de calidad en esta época de la vida.

Sección: Artículos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.