Pasado y presente de la anticoncepción

Desde la antigüedad y hasta nuestros días se han buscado fórmulas y métodos para evitar los embarazos en todas las civilizaciones. Los egipcios utilizaban excrementos de cocodrilo o las hojas de acacia mezcladas con miel, formando una bola, que las mujeres introducían en la vagina. Los rudimentarios condones eran elaborados con lino o con intestinos de animales. En la farmacia londinense Bell-Croyden, se conserva un preservativo de 1798 elaborado con intestino de animal.

Los griegos recomendaban esfuerzos violentos a las mujeres después de las relaciones sexuales estornudaran o saltaran para expulsar la semilla del hombre. Aspasia de Mileto, regentaba un prostíbulo en la sociedad ateniense, encomendaba no cohabitar con el hombre, antes y después de la menstruación. Las abluciones vaginales con jugo de limón las utilizaban los romanos y esa misma práctica la usaban los indígenas de Martinica y la Guayaba.

El coito interruptus era común en las sociedades primitivas y grecorromana, método que ha persistido hasta nuestros días. En la Edad Media se preconizaba que la aplicación de cicuta sobre los testículos del hombre antes de una relación sexual o colocarse amuletos alrededor del cuello eran efectivos. El bloqueo de la respiración durante la eyaculación era una práctica común en las Indias Orientales, técnica que se trasladó a Europa.

La utilización de sustancias obstructivas introducidas en la vagina ha sido muy populars en todas las civilizaciones, desde Oriente hasta Occidente, raíces, unciones con miel, ácido tartárico, sal gema o aceite. Los métodos naturales se han utilizado a lo largo de los tiempos, la lactancia prolongada, el coito interrumpido sin que ninguno ofreciera la eficacia suficiente para lograr la anticoncepción.

No es hasta ya entrados en el siglo XX ,en 1940, cuando Malpeke demuestra que la administración de progesterona (hormona femenina) era capaz de suprimir la ovulación en la coneja. En 1955 Gregory Pincus, presenta el primer ensayo clínico sobre el método anticonceptivo más eficaz que se conoce  en la historia, la llamada “píldora anticonceptiva”. La comercialización de los anticonceptivos hormonales supuso una gran revolución en el campo de la planificación familiar. Hoy se considera que la “píldora” es una de las 17 moléculas más importantes de la humanidad.

Los métodos naturales, ritmo (Ogino- Knaus), temperatura basal, moco cervical (método Billings), palpación cervical, relación reservada, la sexualidad tántrica, lunacepción, control astrológico, tienen sus adeptos por ser métodos naturales, aunque no existen ensayos clínicos para conocer su eficacia.

El coito interrumpido (coitus interruptus, retirada o marcha atrás), sigue utilizándose imperecedemente y continúa siendo el más popular a pesar de su fallos. Los método barrera, condón masculino (preservativo, condón, profiláctico), preservativo femenino (condón femenino), y diafragma, tiene sus indicaciones y son aconsejados especialmente para las relaciones esporádicas y evitar enfermedades de transmisión sexual.

Los anticonceptivos hormonales comercializados, la píldora oral combinada (PAOC) de la que existen innumerable marcas, algunas iguales y otras varían en su composición, la píldora únicamente de gestágeno, el anillo y el parche. Todos son bastante bien aceptados por la población femenina por su grandes márgenes de eficacia del 98-99%, y seguridad.

Los anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC) muy de moda en los últimos tiempos, escogidos por su comodidad, los dispositivos uterinos (DIU), los dispositivos uterinos con hormonas, y el implante subdérmico.

Métodos permanentes, con altas tasa se seguridad y efectividad. En la mujer la ligadura tubárica, consiste en la sección y ligadura de las trompas de Falopio, donde habitualmente se produce la fecundación, realizada con diferentes procedimientos, por sección con corte, electrocoagulación o colocación de clips (Filshie) o anillos, y  también mediante la introducción en las trompas de un microimplante sin cirugía (ESSURE). En el hombre la esterilización mediante vasectomía, reside en la sección de los conductos deferentes, como consecuencia después de un tiempo, el semen eyaculado no contiene espermatozoides procedimiento que no afecta la erección, ni la libido.

Ciertamente podemos decir sin lugar a duda que desde la los pueblos primitivos hasta el presente ha aumentado considerablemente el número procedimientos y sus tasas de eficacia y efectividad para evitar un embarazo. Actualmente la elección de utilizar un método u otro se realiza por parámetros, edad, inocuidad, ventajas e inconvenientes, y aceptación por parte de la pareja o de la mujer según el caso.

 

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.