Miedo a padecer cáncer de mama

Muchas mujeres tienen miedo al cáncer de mama y sin ser una afección baladí es necesario disponer de  información para que las personas la conozcan y darle la importancia que esta enfermedad merece en su justa medida.

La angustia que muchas mujeres sufren pensando que pueden tener hoy un cáncer, mañana o pasado, simplemente porque alguien cercano lo ha padecido, ha leído una noticia en la prensa o lo ha oído algún comentario, ya es en sí mismo un problema. Dejar que la imaginación vuele sin rumbo con ideas negativas produce sufrimiento y es un mal hábito de vida.

La causa directa del cáncer de mama no es conocida. En  momento actual que estamos viviendo, a principios del siglo XXI, todavía no existe una prevención precoz, ni una vacuna para evitarlo.

No se puede saber a ciencia cierta si una mujer va a padecer a lo largo de su vida un cáncer de mama, solamente conocemos factores de riesgo y tenerlos irremediablemente no van a producir la enfermedad, puede surgir cáncer de mama esporádico en una mujer sin ningún factor de riesgo conocido. Insistir en la idea que “a mi”  me puede ocurrir, da lugar a fragilidad, malestar físico y anímico, lo que condiciona un terreno abonado para que disminuyan las defensas del organismo.

Es cierto que es una enfermedad muy femenina se le denomina “el cáncer de la mujer”  aunque no es exclusiva. Los hombres pueden  también padecer cáncer de mama, solamente representa un uno por ciento, una proporción muy baja. Hoy conocemos a ciencia cierta que está muy relacionado con la edad de la mujer. El cáncer de mama no se desarrolla a edades tempranas es muy raro antes de los treinta años, si ocurre es muy probable que exista una predisposición genética.  Cuantos más años tiene la mujer más riesgo supone de padecerlo. Son escasos los casos hereditarios aproximadamente un diez por ciento, se asocia también al cáncer de ovario, y  pueden ser trasmitidos por mutaciones heredades de genes tanto de la madre como del padre.

El impacto de la extirpación de las mamas de forma preventiva de Angelina Jolie por ser portadora de una de las mutaciones hereditaria, se volcó a los cuatro vientos en todos los medios de comunicación nacional y extranjera. Esta noticia de la valentía de Angelina concienció a las mujeres sobre el cáncer de mama,  a la vez también produjo un gran reguero de preocupación a muchas mujeres.  En los estudios médicos la mastectomía preventiva puede ser una alternativa en los cánceres hereditarios, aunque no ha demostrado un aumento de supervivencia, algo que si se ha ocurre con la extirpación de los ovarios.

Lo más importante en la prevención es saber descubrir los cambios que se producen en su organismo, vigilar sus mamas  y ante un bulto, retracción, cambio de consistencia o aspecto consultar siempre al médico.La palpación de un bulto mamario no es sinónimo de cáncer de mama, el 90 por ciento de las tumoraciones se deben a patología benigna.

El dolor mamario es infrecuentemente en el cáncer de mama, cuando sucede en las dos mamas y de forma cíclica antes de la menstruación es debido a un problema hormonal. Muchas veces se confunde el dolor mamario continuo con el dolor muscular de los pectorales, músculos localizados bajo las glándulas mamarias, sobreviene al hacer ejercicio en el gimnasio,  al practicar deportes tenis, hockey, vóley, entre otros.  El dolor mamario también puede estar causado por otras patologías no mamarias, enfermedades respiratorias, cardíacas,  traumatismos, lesiones en la espalda  etc.

La mamografía es la prueba que mejores resultados se obtiene en la detección de cáncer de mama, permite un diagnóstico, un tratamiento temprano y está demostrado que reduce la mortalidad. Existen además otros medios diagnósticos complementarios para detectarlo, la ecografía, punción, resonancia magnética y la biopsia dirigida. Han surgido grandes avances para su curación se realizan tratamientos personalizados en la mayoría de casos, sin tener que extirpar completamente la mama. Ha mejorado el pronóstico, se puede curar o convertirse en una enfermedad crónica, sin duda podemos decir que hoy, ya no es una enfermedad necesariamente mortal.

Lo importante es que cada mujer aleje el miedo, realice revisiones ginecológicas regularmente, ante lesión que aparezca en sus mamas acuda a su médico sin demora, siga los programas de cribaje, si está en el grupo la edad. Si todo ha salido bien y le han dado resultados negativos. Pues a otra cosa.

Sección: Artículos, Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.