Llegar antes de tiempo, parto prematuro

El parto prematuro o pretérmino es el que ocurre antes de la semana 37 de gestación. Para que una mujer se ponga de parto tienen que ocurrir dos sucesos, contracciones uterinas de forma regular, por lo menos tres cada 30 minutos, y cambios en el cérvix (cuello uterino): dilatación y borramiento (el cuello uterino se ablanda lentamente y el conducto se acorta hasta convertirse en un agujero).
Según los datos de la Organización Mundial de la Salud cada año nacen aproximadamente unos 15 millones de lactantes antes de tiempo. La tasa de nacimientos prematuros oscila entre un 5% y el 18% de los recién nacidos.
El parto prematuro se puede desencadenar sin razón aparente donde no sabemos identificar la causa. Los otros casos son por motivos muy diversos relacionados con el estado de la mujer, a excepción de los partos provocados o inducidos por razones médicas.
Uno o varios factores de riesgo pueden desencadenar un parto antes de tiempo ocurren en las mujeres que están en los extremos de edad reproductiva, inferior a 18 años (adolescentes) y superior a 35 años (mujeres añosas). La raza también influye, las mujeres negras tienen periodos gestacionales más cortos. Los intervalos cortos entre gestaciones, menos de seis meses entre una gestación y otra es tiempo insuficiente para la recuperación. Lo recomendable entre los partos es que sean periodos entre 18 y 24 meses como mínimo. El embarazo múltiple, una gestación de gemelos o más bebés (trillizos, cuatrillizos…) multiplican el riesgo de que se produzca un parto prematuro. Un parto anterior prematuro o un aborto también lo facilita. Enfermedades de la madre, las infecciones genitales y no genitales predisponen a desencadenar contracciones y parto prematuro. La diabetes gestacional y la hipertensión. Enfermedades crónicas, cardíacas, renales, tiroideas, entre las más relevantes. Las anomalías uterinas miomatosis (tumores de la capa muscular del útero), incompetencia cervical (cuello uterino se abre antes de tiempo). Patología durante la gestación, hemorragias, preeclampsia (complicación médica en el embarazo que cursa con hipertensión y proteínas en orina), malformaciones en el feto. Estado nutricional deficiente de la madre, hábito tabáquico (más de 10 cigarrillos al día), obesidad, nivel socioeconómico bajo, consumo de alcohol, drogas, abuso físico sexual o emocional, trabajo duro y condiciones estresantes.
Con la relación a las condiciones estresante, un trabajo relevante publicado en diciembre del 2014 en una revista de prestigio Obstetricia y Ginecología han publicado “Posttraumatic stress disorder and risk of spontaneous preterm birth”. Concluyen que las madres con estrés fueron más propensas a sufrir partos prematuros espontáneos. Y esta patología tiene un efecto deletéreo ya que se puede extender en las próximas gestaciones. Es decir, lo mismo que otros estudios anteriores publicados en la literatura científica, aunque en este trabajo el estudio se realizó sobre 16.3334 nacimientos, un número de casos sin precedentes.

Sección: Actualidad, Artículos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.