La incontinencia fecal en la mujer

La incontinencia fecal es la pérdida involuntaria del control del esfínter anal que conduce a la liberación no deseada de heces o gas (pedos). Es conveniente diferenciar la incontinencia fecal de otras patologías en las que también se filtran las heces: hemorroides, fistulas, prolapso (descenso) de la mucosa rectal. Otras son las anomalías congénitas, imperforación anal, espina bífida y, mielomeningocele. Las enfermedades inflamatorias intestinales, infecciones parasitarias, toxicas, diabetes mellitus y abuso de laxantes. Condiciones médicas asociadas, accidente cerebrovascular, traumatismos en la médula y trastornos degenerativos del sistema nervioso.

La vergüenza extrema que tiene que superar las mujeres para confesar que padecen incontinencia fecal no permite conocer con exactitud su prevalencia, se estima que la sufren entre un 3% a 18%. Los factores que facilitan mayores probabilidades de aparición son la edad, se acerca al 50 %  en los ancianos. La depresión mayor, coormobilidad médica, los antecedentes de partos vaginales distócicos (complicados), sucesivos partos- son las causas más frecuentes en mujeres de mediana edad-.

En las mujeres jóvenes que han sufrido desgarros del esfínter anal durante el parto, por primiparidad, número de partos, uso de fórceps, peso fetal mayor de 4000 kg, desgarros, episiotomías prolongadas, se asocian a mayor riesgo y si  aparece se manifiesta la incontinencia fecal muy tempranamente a las 6 semanas después del parto.

El tratamiento es la reparación quirúrgica. La cirugía debe realizarse por un experto y no está exenta de riesgos. Cuando no está indicada la cirugía se recurre a medicación y alteración de la dieta para proporcionar al menos un alivio de los síntomas.

Sección: Artículos, Fístula, Incontiencia anal, Incontinencia fecal
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.