La importancia de prevenir las enfermedades del corazón

Las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en las mujeres, en lo últimos años el número de fallecimientos por esta causa de se ha duplicado. Para tener un riesgo leve de enfermedad cardiovascular, según las directrices de la Sociedad Americana de Corazón (AHA en sus siglas en inglés,) se requiere cumplir los siguientes criterios: tener una presión arterial inferior a 120/ 80 mmHg, una analítica de sangre con un colesterol total inferior a 200 mg/dl, una glucemia en ayunas inferior a 100 mg/dl  y un índice de masa corporal  (IMC) inferior a 25.

El  peligro de las enfermedades cardiovasculares, no es exclusivo de las mujeres y hombres de mayor edad. Las mujeres jóvenes tienen una percepción equivocada de que no tienen riesgo y no es así. Las mujeres que han tenido antecedentes de preeclampsia o han padecido diabetes mellitus gestacional en el embarazo tienen también tienen un riesgo cardiovascular adverso. En los últimos años se ha advertido en los estudios epidemiológicos que las mujeres menores de 55 años han tenido mayor número de ingresos por infarto agudo de miocardio que los hombres.

La presión arterial alta es un factor importante para las enfermedades cardiovasculares, las mujeres parece que son más propensas a desarrollar una hipertensión resistente al tratamiento. La diabetes mellitus es otro factor importante de riesgo importante para la enfermedad cardíaca coronaria y accidentes cerebrovasculares. El colesterol total y sus fracciones LDL (el malo) y HDL  (el bueno) son parámetros que se tiene en cuenta para plantear el riesgo individual de una persona.

La dieta tiene importantes implicaciones en los niveles de colesterol. El colesterol total en las mujeres y hombres es similar hasta los 20 años, después aumenta más en los hombres. Sin embargo, cuando la mujer llega a la menopausia, debido a que bajan los estrógenos, los niveles de colesterol aumentan más que en los hombres.

Un estilo de vida saludable reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, implica mantener un peso adecuado con un IMC inferior a 25, y una circunferencia de cintura inferior a 70 cm. No fumar reduce el riesgo. Las mujeres que fuman tienen un 25% más riesgo relativo de enfermedad coronaria comparada con los hombres.

Hacer ejercicio durante al menos 2 horas a la semana con una intensidad moderada y por lo menos 75 minutos a la semana de actividad vigorosa. Caminar media hora al día cinco veces a la semana se asocia con una reducción del 19% de enfermedades del corazón. El ejercicio no solamente ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular sino que también ayuda a controlar el peso.

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.