Estoy embarazada

El test de embarazo me ha dado positivo ¡Qué hago! Sin premura pedir cita con tu Ginecolo@. Es muy importante que te realicen la visita dentro de las primeras doce semanas amenorrea (ausencia de menstruación), contabilizadas a partir del primer día del último sangrado.

Lo primero te formalizarán una historia clínica, si es la primera vez que acudes, preguntarán datos demográficos, edad, peso, talla. Debes detallar las enfermedades familiares y personales. Si anteriormente has estado embarazada, has tenido abortos o partos, y lo que ha sucedido. Si eres alérgica, consumes drogas, fumas o si tomas algún medicamento de forma habitual.

Entre otros exámentes, te solicitarán unas pruebas conocidas como el triple screening o cribado combinado con el fin de realizar un diagnóstico precoz prenatal y poder hacer una estimación de riesgo de cromosopatías (alteración de los cromosomas de un individuo). Muchas alteraciones cromosómicas están relacionadas con la edad de la madre. Por ejemplo, si la madre tiene una edad inferior a 30 años, la incidencia de síndrome de Down se estima que es menor 1 de cada 1.000, mientras para una mujer de 40 años el riesgo aumenta 1 de 105. Las enfermedades estudiadas son: la trisomía 21 (síndrome de Down), trisomía 18 (síndrome de Edwards), trisomía 13 (síndrome de Patau); espina bífida, cardiopatías fetales y hernias de diafragma, entre las más comunes.

En el examen bioquímico, realizado mediante una extración de sangre se determinan dos marcadores el PAPP-A (proteína producida por el feto), y beta HCG libre (gonadotropina coríonica humana, producida por la placenta) que tienen una sensibilidad de un 75% y aproximadamente con un 3% de falsos positivos. La otra prueba es la ecografía, se efectúa entre la semana 11 y 13 de gestación, en la que se evalúa la existencia de uno o más embriones, localización, tamaño (CRL), movimientos, latido cardíaco y la translucencia nucal (TN). El interés de medir la nuca del embrión, debe ser inferior a tres milímetros, es descartar la existencia de alguna anomalía cromosómica.

Los valores anormales de cualquiera de estas determinaciones no son diagnósticas, sino sospechosas y que debe ser ratificadas con otras pruebas invasivas, amniocentesis y/o biopsia corial. Cualquiera de las dos es necesaria para la confirmación del diagnóstico y tiene un riesgo aproximado de 1% de pérdidas fetales.

Actualmente el diagnóstico prenatal ha mejorado y tiene una sensibilidad y especificidad elevada. Mientras la ecografía con aparatos de alta resolucióm 3D y 4D, no parece aportar más datos en manos de un habilidoso ecografista. Las pruebas bioquímicas han logrado aumentar considerablemente su validez diagnóstica, cuando se realiza el estudio de ADN directamente en sangre materna, la sensibilidad llega alcanzar entre un 80-100% y la especificidad entre un 98-99,7%. Aunque es extraordinariamente precisa, todavía no es perfecta, quedan algunas lagunas menores por resolver, errores relacionados con la extracción de sangre, la fiabilidad en embarazos gemelares y otras, así como su alto costo que oscila entre 600 a 700 €.

Es previsible que en poco tiempo mejoren estos inconvenientes, y se consolide universamente para toda la población. Sin embargo, seguirá siendo primordial, acudir lo más pronto posible a tu visita con el ginecolog@ cuando sospeches que estás embarazada.

Sección: Actualidad, Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.