El Dispositivo intrauterino, DIU

El dispositivo intrauterino o DIU como se le conoce popularmente por sus siglas es un método anticonceptivo temporal de gran efectividad. Existen dos tipos de DIUs los inertes o metálicos, y los que contienen hormonas. Están fabricados de plástico, la mayoría tienen forma de T la más popular, con forma de áncora, círculo y otras. En los brazos de la T va enrollado el cobre en la porción horizontal y vertical y en el alma puede llevar oro o plata. El extremo tiene unos monofilamentos que sirven para la extracción y la mujer puede tocarlo con los dedos dentro de la vagina para asegurarse que sigue allí.

La acción del cobre tiene efecto espermicida e impide  que fecunden al óvulo los espermatozoides, mediante la liberación de párticulas. En el caso del  DIU  con hormona, en el brazo vertical contiene 52 mg de levonorgestrel, el mismo compuesto que tienen algunas pastillas anticonceptivas,  su función es impedir que los ovarios liberen óvulos. Ambos alteran el revestimiento el útero y dificultan la implantación si se hubiera producido la fecundación. Previenen el embarazo tambien por un engrosamiento del moco cervical.

El DIU es un anticonceptivo de larga duración, entre 3 y 12 años dependiendo del modelo. La duración media es de cinco años. Por lo general bien tolerado, tiene una alta eficacia, es un método reversible y cuando se retira se reanuda la fertilidad de inmediato.

Tiene que ser colocado por un ginecólogo  y puede insertarse en cualquier momento del ciclo menstrual, si existe la seguridad que la mujer no está embarazada, aunque se aconseja durante la menstruación porque el cuello uterino está más dilatado y molesta menos la inserción.

Puede ser colocado en cualquier mujer, siempre es mejor en aquellas que ya han tenido hijos ya que hay más riesgo de expulsión en las nulíparas (no han tenido hijos). Puede ser utilizado en mujeres hipertensas, diabéticas,  con cáncer de mama, epilepsia, enfermedades endocrinas, cardíacas, hepáticas o con enfermedades vasculares. Las mujeres fumadoras y obesas no tienen más riesgo por utilizar el DIU.

Para aliviar el dolor de la inserción algunos ginecólogos recomiendan un analgésico antes de su colocación o en ocasiones un fármaco para dilatar el cuello uterino, en mujeres que no han tenido hijos. Su efectividad es inmediata si se coloca dentro de los primeros días del ciclo menstrual. No previene de las infecciones de transmisión sexual, puede provocar mayor sangrado en las reglas (los inertes). La mayor tasa de expulsiones ocurre en los primeros meses de uso, y aunque remota, existe la posibilidad de perforación de útero en el momento de la inserción.

Debe de hacerse un seguimiento de control tras la menstruación, a los tres meses, y los sucesivos cada seis meses según recomiendan la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia ( AEGO). En cualquier caso cada mujer debe seguir las instrucciones e indicaciones del ginecólogo que le atiende.

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.