Dolor menstrual

En las mujeres se presenta la menstruación por primer vez de forma espontánea, lo que se conoce como menarquia, por lo general entre lo 10 a 13 años de edad. No podemos decir que se aparece sin previo aviso, ya que antes en la niña han ido apareciendo paulatinamente manifestaciones propias de la pubertad, como son el crecimiento de las mamas, el vello axilar y púbico. El sangrado menstrual es de carácter cíclico, aparece en intervalos de 28 a 32 días y suele durar entre 3 y 7 días, siendo esa duración, la intensidad y la cantidad variable de unas mujeres a otras.Las primeras menstruaciones pueden no ser regulares, ya que es frecuente que existan ciclos sin ovulación, incluso puede ocurrir durante uno o varios meses que no aparezca la menstruación, aunque esta situación se normaliza en los primeros años, cuando las ovulaciones se vuelven regulares.

El carácter cíclico de la regla no significa que entre los periodos tenga que ser constando, uno, dos, tres, cuatro, contando día tras día en el calendario hasta llegar al 28 o al 32 y ¡ plaft! sangrado, como si de un reloj suizo se tratara.

El intervalo normal entre una menstruación y otra puede llegar a ser diferentes de unos mese a otros. No obstante, los intervalos de los periodos siempre deben estar comprendidos entre, como mínimo 21 días y como máximo 35 días, de no ser así, conviene consultar con el ginecólogo.

La menstruación, puede aparecer con un manchado de sangre sin ningún tipo de molestia en un 25 % de mujeres: Una gran mayoría entre el 50 y el 75% de mujeres, presentan dolor durante la menstruación, conocido como dismenorrea.

La dismenorrea es una trastorno ginecológico frecuente que afecta, aproximadamente, al 10% de las mujeres en edad fértil y es una de las causas de mayor absentismo laboral. Cuando la dismenorrea aparece en las adolescentes, en los primeros meses del inicio de sus reglas, puede existir la posibilidad de que haya una malformación congénita, mientras que, si aparece por vez primera a partir de los 25 años, puede deberse a una endometriosis, a una enfermedad inflamatoria pélvica, quistes de ovario, procesos adherenciales o adenomiosis, entre otras enfermedades.

En la dismenorrea tanto primaria como secundaria, el dolor es agudo, localizado en el abdomen, en la zona suprapúbica, el cual puede irradiarse a las piernas, cintura y espalda; es de tipo cólico y de carácter intermitente, presentando espasmos y contracciones de los músculos uterinos. Puede iniciarse, incluso, unos días antes de el sangrado menstrual y tiene su máxima intensidad el primero y segundo día de regla. No es infrecuente que las mujeres relaten en el inicio del parto que el dolor, aunque de mayor intensidad, les recuerda a sus menstruaciones.

La dismenorrea dura desde unas horas hasta uno a tres días, desapareciendo a medida que el sangrado disminuye, suele ser de intensidad leve o moderada y, por lo general, en una mayoría de mujeres no interfiere las actividades diarias. Se cree que el dolor de la dismenorrea primaria est´´a relacionado con el descenso de hormonas, estrógeno y progesterona que acontece en la menstruación, lo que contribuye a una producción de sustancias inflamatorias y prostaglandinas, originando las contracciones uterinas. Se ha evidenciado en los estudios que existe una correlación entre los niveles de prostaglandinas y la intensidad de dolor. Además, en ciertas mujeres la dismenorrea se asocia a efectos psicológicos como irritabilidad, ansiedad y ligera depresión de forma cíclica.

Por otra parte, hay situaciones severas en las que la dismenorrea puede ir acompañada de cefaleas, náuseas, vómitos y diarreas o estreñimiento. Puede ocurrir que cada vez sea más intenso el dolor y, ciclo tras ciclo, vaya empeorando, llegando a incapacitar hasta inferir las actividades de la vida diaria. Aunque existen tratamientos médicos efectivos, según el tipo de dismenorrea que se trate, y a pesar de ser un trastorno ginecológico frecuente, muchas mujeres no acuden al ginecólogo y se automedican, lo cual implica un riesgo.

 

Publicado en Médicos y medicinas nº 18; 54-55

 

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.