Dolor mamario

El dolor en las mamas (mastalgia) se manifiesta de dos formas: como mastalgia cíclica o mastodínia y como mastalgia no cíclica. La mastalgia es un problema que vemos con frecuencia  los especialistas, afecta entre el 70% al 50% de las mujeres.

El dolor mamario cíclico (mastodinía) forma parte del síndrome premenstrual y, en general, es bien soportado en mujeres con ciclos menstruales normales. La mujer refiere el dolor localizado en las dos mamas y con mayor intensidad en los cuadrantes superiores de ambas mamas, es decir, en dirección a los huecos axilares.

La intensidad del dolor es variable de una mujeres a otras, mientras que para algunas lo refieren como una molestia pasajera, para otras el dolor es tan intenso que interfiere su vida cotidiana. Solamente el 50% de las mujeres que sufren dolor mamario consultan al especialista y piden consejo médico.

El dolor mamario puede tener una intensidad variable: leve, moderada y severa. Por lo general, la edad media de comienzo de la mastodínia es a partir de los  20 a 30 años, siguiendo un curso crónico e incrementándose en algunas mujeres hasta la menopausia. En una misma mujer el dolor puede variar la intensidad de unos ciclos a otros, desde muy leve a intenso o severo. No obstante, también es cierto que en un 22% de mujeres la mastodínia desaparece espontáneamente, sin haber adoptado ninguna medida terapéutica.

Tanto en la mastodínia como en la mastalgia, por lo general las mujeres presentan dolor en ambas mamas. El dolor en una sola mama es menos frecuente, ocurre solamente en el  38% de las pacientes. El dolor mamario puede ser localizado o difuso y su intensidad no está correlacionada con la extensión.

A menudo, tanto la mastalgia cíclica como la no cíclica, se asocia a nodularidad difusa en la mama, aunque no se ha demostrado ninguna relación entre la intensidad del dolor y la extensión de los nódulos.

Para tranquilidad de las mujeres que padecen dolor mamario, deben saber que no está, por lo general, asociado a cáncer de mama, ya que a muchas de ellas les asusta el dolor. Solamente una minoría de casos, el 1,5 % de cáncer de mama, tiene dolor como síntoma acompañante de un cáncer primario de mama. Sin embargo, ante cualquier duda o molestia deben acudir siempre a un especialista para que pueda valorar su caso y tratárselo.

 

Publicado en:  Revista Médicos y Medicinas, nº.20; 54-56

Sección: Textos
Dra. Elena Ruiz Domingo

Autor: Dra. Elena Ruiz Domingo

Elena Ruiz Domingo es una médico ginecóloga que le encanta comunicarse, participa con regularidad en congresos, prensa, medios y conferencias.